Cuando escuchas la palabra Navidad, en cuanto a decoración se refiere, rápidamente nos viene a la cabeza imágenes de adornos, luces o árboles navideños. Una tradición generada hace muchos años por la sociedad que todos tenemos bastante interiorizada.

Pero, ¿con qué decoración asociamos el verano? Al contrario que la navidad, el verano es un tiempo de luz, calor, sol… y para los más afortunados de playa o montaña. ¿Cómo conseguimos trasladar ese ambiente a nuestro hogar? Lo más importante a tener en cuenta es que de base las tonalidades claras deben estar muy presentes en nuestra vivienda. Y en este sentido, el blanco o beige son los colores más apropiados para la ocasión.

Y no hay que volverse locos. Ni muebles ni objetos muy voluminosos. La decoración perfecta se consigue con accesorios muy determinados.

Un buen recurso pueden ser las luces de papel, que colgadas a alturas distintas crean un ambiente relajado y natural.

Los objetos con rayas blancas y azules suponen una de las combinaciones más utilizadas del verano. También los cojines de algún color eléctrico sobre fondo claro aporta frescura y alegría a cualquier espacio.

Las plantas son las grandes protagonistas. Con un par de maceteros con plantas llamativas de temporada colocamos el verano dentro de casa.

Y para los más arriesgados, unas conchas o unos erizos marinos de tonalidades verdes, con corales, aportan un estilo veraniego inigualable.

Sea como sea tu casa, un aporte decorativo de temporada puede darte la comodidad y bienestar que necesitas para actualizar tu hogar sin necesidad de grandes reformas. En VOHome, nuestros personal especializado tiene cientos de ideas adaptables a tus necesidades. Acércate a una de nuestras oficinas y te informamos sin compromiso.