Vamos directamente al grano. Actualmente sí, y mucho. La rentabilidad se ha disparado y la gran demanda de casas está elevando las ganancias de los propietarios

En España, el 50% de las personas que acceden a una vivienda ya se decanta por el alquiler. Las rentas se están encareciendo a un ritmo vertiginoso, e incluso la oferta escasea en varias ciudades españolas como Madrid, Barcelona o Valencia.

En cuanto a la rentabilidad, la media bruta del alquiler en nuestro país en el primer trimestre de 2018 alcanzó el 8,2%, según apunta Urban Data Analytics. Eso sí, no todas las ciudades son igual de agradecidas. Ni siquiera todos los distritos o barrios. Así, Valencia es la que presenta una mayor rentabilidad bruta media anual (8,7%). Esto se debe a que los precios de compra se han mantenido más contenidos, mientras que las rentas han crecido. Después están Sevilla (7,7%), Zaragoza (7%), Madrid (6,3%) y Barcelona (6%), según los cálculos de Urban Data Analytics.

Para el ahorrador también es clave saber que la rentabilidad crece más en barrios con precios de venta aún bajos (generalmente por ser menos atractivos o con mucho stock) y una alta demanda de alquiler. Esto es así porque el boom del arrendamiento en los centros urbanos se ha contagiado a las afueras y se está produciendo un proceso de gentrificación en barrios cada vez más periféricos de las grandes ciudades, donde se están disparando las rentabilidades.

De todas las ciudades de España, la que concentra una mayor demanda de alquileres es Madrid: un 28% de los que buscan vivienda en alquiler lo hace en la capital, a pesar de que la renta media ya alcanza los 1.137 euros al mes. Esta presión inflacionista ha llegado a barrios periféricos y ha elevado la rentabilidad, que se acerca casi al 10% en algunos distritos.

¿Estás pensando en alquilar tu casa en Madrid? Pásate por cualquiera de nuestras oficinas en la Comunidad de Madrid y te ayudamos a sacar la mayor rentabilidad a tu vivienda con la seguridad de tener un inquilino idóneo.