Actualmente los clientes o consumidores son cada vez más exigentes, no solo importa el producto o servicio que una marca nos ofrece, sino que nos interesa también la manera en la que se produce

Antes de nada, ¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La RSC se basa en la concienciación por parte de una empresa sobre los impactos económicos, sociales y medioambientales que genera en el entorno, llevando a cabo acciones responsables voluntarias a nivel interno y externo. La RSC no es simplemente llevar a cabo acciones caritativas o medioambientales puntuales, sino que debe ser una filosofía de empresa.

¿Qué importancia tiene la Responsabilidad Social Empresarial?

Estamos en un momento de globalización en el que los problemas ambientales y sociales no son de una parte de la sociedad, por lo tanto, las acciones al respecto son responsabilidad de todos.  En VOhome somos conscientes de la importancia del papel que juegan las empresas en el desarrollo sostenible, no solo por la capacidad de generar acciones de manera proactiva, sino también por la posibilidad de aportar soluciones de manera voluntaria.

Por esta posibilidad de acción y de influencia, creemos que es importante que las empresas tomen parte, se conviertan en empresas socialmente responsables, y contribuyan de este modo a la mejora de la sociedad y sirvan de ejemplo para otras empresas.

En VOhome, concienciados con el desarrollo sostenible y, con la Responsabilidad Social Corporativa como filosofía de empresa, anunciaremos en 24 horas el inicio de nuestra actividad en RSC con una colaboración que consideramos necesaria y beneficiosa para todos.

¿Cómo beneficia la Responsabilidad Social Corporativa a una empresa?

Son muchas las ventajas para las empresas por llevar a cabo una buena responsabilidad social. Una de ellas es la capacidad para atraer talento a las empresas. Los trabajadores se sienten motivados con prácticas de gestión socialmente responsables y definidas con claridad.

Además de atraer talento, las prácticas de responsabilidad social agregan valor a los negocios de las empresas. Un ejemplo que ilustra estos conceptos son las investigaciones que desde el Reputation Institute se realiza para conocer la percepción del cliente en torno a la responsabilidad social. Los datos obtenidos muestran la preocupación de los clientes por aspectos tan importantes como la ética y el tratamiento a los empleados, y premian a empresas que adoptan comportamientos socialmente responsables.

La credibilidad es otro punto a favor de una empresa socialmente responsable, pues si esta es respetuosa con las personas y el medio ambiente, se ganará una reputación que le garantizará mayor sostenibilidad. Incluso, puede conseguir reducir costes innecesarios con buenas prácticas como menor emisión de gases o buenas campañas de reciclaje.