El mundo del alquiler es muy amplio y, en ocasiones, todo aquel que se aventura a arrendar un piso por primera vez siente un poco de vértigo en cuanto a temas económicos y contractuales. Por eso es imprescindible tener apoyo de un profesional de la inmobiliaria para no llevarse ningún susto durante la formalización y el periodo de arrendamiento.

Muchos piensan que todo acaba cuando firmas el contrato, pero no es así. Uno de los puntos que puede causar sobresalto es el de las subidas de la mensualidad pactada, debido a las variaciones del IPC.

Sin embargo, eso ya no será una preocupación. Un nuevo decreto de medidas urgentes en materia de alquiler entró en vigor el pasado 6 de marzo, corroborado el 3 de abril, que pone como límite de la subida el IPC anual. Es decir, durante la vigencia del contrato -y al menos durante los cinco años de duración inicial- solo podrán subir el alquiler como máximo lo que marque el IPC, y no como anteriormente a este decreto, se podía subir la renta cada año libremente.

Además, hay una nueva modificación que afecta al proceso de arrendamiento: en el caso de que un inquilino no pagase su alquiler, el arrendatario puede recurrir al juzgado para solicitar el desahucio, que a partir de ahora estará obligado a pedir un informe de vulnerabilidad del inquilino a los servicios sociales. Si estos determinan que se da esa situación, el procedimiento se paraliza un mes para buscar al inquilino un sitio donde alojarse.

Seas arrendador, el que alquila el inmueble, o arrendatario, el dueño de la propiedad, en VOhome no tendrías problema alguno durante el tiempo que dure el contrato ya que gracias a nuestro asesoramiento y a nuestro servicio de “Alquiler Garantizado” te damos la seguridad de que tu proceso de alquilar será fácil, cómodo y una experiencia positiva.

Si estás pensando buscar una vivienda de alquiler o tienes un piso que arrendar, no lo dudes: contacta con cualquiera de nuestras oficinas de VOhome y te ayudaremos.

#SencillamenteHogar