En esta época del año en la que el frío es un compañero más en nuestra rutina diaria, cualquier medida que podamos implementar para reducir el gasto en calefacción será de gran ayuda.

No es un secreto que una casa con buen aislamiento térmico evita que el calor se escape rápidamente y, por lo tanto, haya que utilizar menos la calefacción. También puede ser de mucha ayuda disponer de ropa de cama óptima e incluso contar con muebles que guarden el calor por más tiempo.

En VOhome te ayudamos con unos pequeños trucos para ahorrar dinero y reducir el gasto energético.

1.- Aislamiento en ventanas

Hoy en día existen muchas variedades de ventanas con cristal doble que posibilitan combatir el frío y el ruido. Pero si necesitas un método rápido y económico, lo mejor es instalar una película aislante en la ventana que impide la dispersión del calor por el vidrio. Además, es super fácil de colocar y de quitar.

2.- Burletes

En ocasiones, el frío también puede colarse por los bajos de las puertas. En ese caso, los burletes serán de gran ayuda para mantener las distintas estancias calientes. Se deben colocar en el hueco entre el suelo y la puerta para minimizar el traspaso de aire.

3.- Paneles reflectantes para radiadores

Este sencillo truco posibilita que el calor de los radiadores no se pierda por la pared en la que están instalados y se refleje hacia el interior de la estancia. Se pueden colocar de forma discreta tras los calefactores para que no sean visibles y ahorrar en la factura de la calefacción sin darse cuenta. Son totalmente seguros ya que, al ser ignífugos, no se dañan ni arden por efecto del calor. Según los cálculos de la OCU, esta medida te puede hacer ahorrar entre un 10 y un 20 % de la energía consumida por la calefacción.

4.- Apaga la calefacción en vez de dejarla a temperatura constante

Aquel mito que asegura que mantener la calefacción a una temperatura constante todo el día es más barato que apagarla es falso. Para la OCU, al apagarla se ahorra y el pico de gasto al encenderla de nuevo es inapreciable en la factura.

5.- No secar la ropa en los radiadores

Es una costumbre muy extendida, pero nada práctica. Para mantener una sensación térmica ideal sin gastar excesivamente en luz es imprescindible que no utilicemos los radiadores como secadores de ropa húmeda. Cubrir el radiador solo aumentará nuestro consumo de luz y por tanto también nuestra factura.

Si además de con estos pequeños trucos para ahorrar dinero, podemos ayudarte en VOhome con cualquier duda que tengas sobre tu vivienda, contacta con nosotros y te la resolveremos.

En VOhome estamos encantados de ayudarte y que tengas la cercanía de una inmobiliaria cuya prioridad es tu felicidad. Confía en VOhome.